Planes de Pensiones y EPSV: ¿qué son y cuáles son sus diferencias?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Si tú o algún familiar está pensando en la jubilación, la principal necesidad que hay que cubrir en este caso es la de ahorrar. Cuando se están buscando opciones de ahorros para la jubilación, se encuentra una amplia variedad de opciones, dos de ellas son los Planes de Pensiones y EPSV.

Un Plan de Pensiones es un producto que permite realizar un ahorro a largo plazo, ideal para disponer de un buen capital al momento de la jubilación. Por otro lado, las EPSVs son Entidades de Previsión Social Voluntaria, en ellas se crean sistemas de ahorros.

¿Qué diferencias hay entre los Planes de Pensiones y las Entidades de Previsión Social Voluntaria? ¿Cuál es la mejor opción? Es normal que te estés haciendo estas preguntas y nosotros nos encargaremos de responderlas a lo largo de este artículo.

ÍNDICE

¿Qué son los planes de pensiones y EPSV?

En la introducción definimos brevemente qué son los Planes de Pensiones y las EPSVs, pero eso no es lo único que debes saber sobre ellas, así que profundicemos. Centrémonos en qué consiste un Plan de Pensión, este tipo de instrumento está basado en un Fondo de Pensiones.

Cada plan de pensión que existe en España debe ser supervisado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Esta entidad es un órgano del Ministerio de Economía. El principal objetivo de este plan es que el pensionado cuente con suficientes ahorros en forma de rentas o de capital.

El plan de pensión está basado en las aportaciones que son realizadas por el partícipe, es decir, el titular del plan, estas pueden ser puntuales o periódicas. Las aportaciones son invertidas por quien gestione el plan teniendo en cuenta los criterios de rentabilidad y riesgo establecidos en la política del plan contratado.

Características de un plan de pensión

Para tomar la decisión más conveniente para ti, es necesario que conozcas a fondo cada sistema de ahorro para la jubilación. Debido a que estamos analizando los planes de pensiones, definamos sus características:

Aportaciones

Las entidades que cuentan con planes de pensiones son las que se encargan de establecer cuál es la aportación mínima a realizar. Actualmente el abanico de cantidades mínimas varía muchísimo según el plan escogido.  

Quien tenga un plan de pensión debe tener en cuenta que puede dejar de aportar en cualquier momento y retomar esta acción en el futuro. También es válido incrementar el monto de cada aportación si su situación económica mejora.

Comisiones

Las principales comisiones de los planes de pensiones son la de gestión del plan y la de depósito de aportaciones. En cuanto a la comisión de gestión, esta tiene el objetivo de cubrir todos los procesos que realiza la entidad con el objetivo de administrar el plan que has contratado.

El trabajo de la entidad va más allá de administrar el patrimonio que has aportado y custodiar al mismo. Además, esta se encarga de realizar la contabilidad del plan, gestionar las aportaciones y controlar las inversiones que se realizan. La comisión de gestión puede ser de hasta el 1.25 %.

Por otro lado, la comisión de depósito es cobrada cada vez que realizas una aportación y esta puede ser de entre 0.20 % y 1.50 %. La comisión exacta depende del estilo de gestión del fondo y la política establecida por cada entidad. 

Fiscalidad

Un plan de pensión ofrece un beneficio fiscal si realizas aportaciones periódicas, pues en ellas se reduce la Base Imponible del IRPF. La reducción fiscal depende del tipo de aportación que se realice. Por ejemplo, si la aportación la hace el cónyuge, puede entregar hasta 1.500 € anuales para disfrutar de la reducción.

Por otro lado, las personas con discapacidad pueden reducir la Base Imponible si hacen aportaciones de un máximo de 24.250 €. Para que esta reducción se aplique, la discapacidad debe ser del 65 % en sentido psíquico.

En caso de que el titular de un plan de pensión tenga una discapacidad y un familiar o quien sea responsable de él desee hacer una aportación, en él también se aplica una reducción fiscal. Para ellos, el límite anual es de 10.000 €.

Para concluir este punto, podemos decir que la fiscalidad de un plan de pensión es favorable porque contribuye a desgravar la declaración de la renta.

Tipos de planes de pensiones

Los tipos de planes para pensiones son divididos en categorías “Según dónde se invierte”, “Según el tipo de gestión” y “Según el promotor”. En el siguiente cuadro especificamos cuáles son los tipos de planes que componen cada categoría:

Tipos de Planes de Pensiones
Según dónde se invierte Según el tipo de gestión Según el promotor
Renta fija a corto plazo: la duración del instrumento financiero del fondo es de 2 años o menos. Gestión activa: la gestión del fondo es realizada por profesionales que investigan y analizan el mercado. Plan de pensión individual: como su nombre lo indica, este tipo de plan es contratado por cuenta propia.
Renta fija a largo plazo: la duración del instrumento financiero es mayor a 2 años. Gestión pasiva: en ella se utilizan las tecnologías de inversión para ahorrar el coste de un gestor de fondo profesional. Plan de pensión de empleo: promovido por los empleadores con el objetivo de complementar el salario.

¿Cuál es el plan de pensión más común en España? En el país, el más escogido es el plan de pensión individual, es cada futuro pensionado el que se encarga de seleccionar el plan en el que invierte y cuál es la cantidad de cada aportación.

¿Cuál es el funcionamiento de un plan de pensión en España?

El funcionamiento de un plan de pensión está basado en las aportaciones que se realizan. Como mencionamos antes, estas pueden ser periódicas, es decir, hacerse mensualmente por ejemplo. También pueden ser puntuales y realizarse cada vez que cuentes con dinero libre para ingresar a tu plan.

Si eres cónyuge de un titular de plan de pensión que no trabaja o que por cualquier otra razón no puede hacer aportaciones, tú puedes realizarlas.

¿Qué ocurre con el dinero de las aportaciones? Este es invertido para aumentar los ingresos que se obtengan y el monto final que se logre acumular en el fondo. Cuando el titular alcanza la edad de jubilación, puede retirar el dinero del fondo, este proceso se conoce como “Rescatar el plan de pensión”.

El rescate del plan puede realizarse de distintas maneras, la principal es obtener todo el dinero acumulado en un solo retiro. Además, puedes recurrir a la opción de obtener el dinero de forma periódica. En el caso de retirar todo el dinero de una sola vez hay que tener en cuenta que ese dinero nos tributará como un rendimiento de trabajo, por lo que si queremos sacar mucha cantidad de una sola vez, esa cantidad se sumará a nuestros ingresos anuales para tener que pagar el IRPF que toque, eso a veces puede significar pagar más de un 45% de impuestos, por lo que hay que tener cuidado con ello.

Rentabilidad de los planes de pensiones

Un plan de pensión es un producto de inversión, así que no es posible predecir su rentabilidad. Esta depende completamente de las fluctuaciones de los activos en los que sean invertidos los fondos del plan. Normalmente, las entidades que ofrecen planes de pensiones cuentan con documentos de Datos Fundamentales del Partícipe.

En los Datos Fundamentales del Partícipe tienes la oportunidad de consultar los siguientes aspectos:

  • Política de inversión de la entidad.
  • Nivel de riesgo.
  • Comisiones.
  • Rentabilidades históricas.

Gracias a esta información puedes determinar si la rentabilidad media que ofrece la entidad es conveniente para ti.

Riesgos de los planes para pensionados

La inversión que se realiza en los planes de pensiones tienen sus riesgos, el nivel de riesgo varía según el tipo de renta que tenga el plan. Los planes de renta variable o de renta fija con riesgo son aquellos en los que se usan los fondos para invertir en economías emergentes. Estos tienen un riesgo alto.

En cuanto a los planes con riesgo medio, son los mixtos o con renta fija corporativa. Por otro lado, los planes de renta fija tienen un nivel de riesgo bajo, incluso hay planes con riesgo muy bajo y hasta sin riesgo, estos son planes garantizados.

Cabe destacar que los riesgos están presentes en los planes individuales, pues en los de empleo se garantiza la obtención de tus aportaciones cuando te jubiles. Para conocer el nivel de riesgo de tu plan individual, debes dirigirte a la ficha descriptiva del mismo, allí encuentras una escala gráfica en la que comprendes con facilidad el riesgo del plan.

Ventajas de los planes de pensiones

  • Son instrumentos de ahorro muy flexibles.
  • Posibilidad de cambiar de plan cuando lo desees.
  • Puedes dejarlo a tus herederos.
  • Desgravan en la renta.

Son instrumentos de ahorro muy flexibles 

Los fondos de pensiones destacan por su flexibilidad a la hora de aportar capital, en ellos no se obliga al inversor a abonar una cantidad fija cada cierto tiempo. El futuro pensionado tiene libertad para decidir cuánto aportar según su situación económica y sus objetivos de ahorro. 

Posibilidad de cambiar de plan cuando lo desees

En caso de que encuentres un plan de pensión en el que obtengas más beneficios que el actual, puedes cambiarlo. Si decides traspasar tus fondos a otro plan, no tienes que pagar impuestos en el proceso.

Puedes dejarlo a tus herederos

Si el titular del plan muere antes de su jubilación, el dinero que se ha acumulado en aportaciones puede incluirse en su herencia. Para aprovechar este beneficio, es necesario que el futuro pensionado lo establezca en su testamento, en él especifica quién será el heredero del dinero acumulado en el fondo.

En caso de tener varios herederos, se debe indicar qué porcentaje del fondo de pensión pasará a cada uno

Desgravan en la renta

El beneficio fiscal de los planes para pensiones que analizamos anteriormente fue creado por el Gobierno de España, ¿por qué? El objetivo de dar una ventaja fiscal es incentivar a los ciudadanos a ahorrar para sus jubilaciones.

Desventajas de los planes para pensionistas

  • Impuestos a pagar cuando se rescata el plan, ya que al sacar el dinero, la cantidad recibida tributa como rendimiento de trabajo, lo que puede hacer que nos toque pagar muchos impuestos, según el tramo en que nos encontremos. 

Impuestos a pagar cuando se rescata el plan

Las inversiones pagan impuestos y los planes para pensionados no son la excepción de esto. Para que el total a pagar a Hacienda no sea demasiado alto ni perjudique tus ahorros, te sugerimos lo siguiente:

  • No rescates el plan de pensión el mismo año de tu jubilación, lo mejor es que esperes un año como mínimo.
  • Haz cálculos antes de obtener la cantidad ahorrada teniendo en cuenta la forma en la que retirarás el fondo. De esa forma, sabrás con anticipación cuánto tendrás que pagar a Hacienda.
  • Rescate en renta vitalícia. 

¿En qué está invertido el dinero de un plan de pensión?

Los planes son invertidos en carteras de fondos de pensiones, la gestión exacta que se le dé al dinero depende del tipo de plan que hayas seleccionado. Las aportaciones que realizas son invertidas en acciones o bonos. Con el fin de obtener la mayor rentabilidad posible lo ideal es que se realice una gestión activa de la herramienta de ahorro.

La gestión activa permite que la inversión que se realice se adapte al perfil del futuro pensionado. Cuando se establezca el perfil del inversor, es necesario escoger entre un perfil decidido, uno moderado y uno conservador. Nuestra recomendación es que cambies tu perfil a medida que pasa el tiempo.

La adaptación del perfil en el tiempo te permite elegir las opciones que representen más rentabilidad y menos riesgo.

¿Cuándo retirar dinero de un plan de pensión?

Muchos aseguran que los planes de pensiones no tienen liquidez, pues sus beneficiarios tienen que esperar un mínimo de 10 años para retirar los fondos. Sin embargo, esto no aplica en todos los casos, pues existen excepciones y contingencias en los que se puede rescatar el plan de pensión antes del tiempo indicado.

Los casos en los que está permitido retirar dinero de tu plan de pensión antes de que se cumplan 10 años de adquirido son:

  • Desempleo de larga duración: en este caso, se tiene que cumplir con ciertos requisitos: estar inscrito como demandante de trabajo, estar en estado legal de desempleo, agotar la prestación por desempleo o no tener derecho de adquirirla.
  • Incapacidad laboral permanente: esta puede ser total o tratarse de una gran invalidez para trabajar.
  • Enfermedad grave: la enfermedad puede ser padecida por el titular del plan de pensión, su cónyuge, padres o descendientes de primer grado.
  • Dependencia severa: el beneficiario del plan debe estar acreditado como dependiente o gran dependiente.
  • Fallecimiento: si el titular muere, quienes haya establecido como herederos reciben el monto acumulado en el plan. En caso de no haber seleccionado a sus beneficiarios, el capital se dirige a sus herederos legales.

¿Qué ocurre si un trabajador autónomo con plan de pensión tiene desempleo de larga duración? En su caso, puede acceder al capital acumulado si no cuenta con su derecho de recibir prestaciones contributivas. Además, al igual que un trabajador independiente, tiene que estar inscrito como demandante de trabajo.

¿Dónde contratar un plan de pensión?

La Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones ha establecido que estos planes pueden ser contratados en:

  • Bancos.
  • Compañías con servicios de inversión.
  • Entidades aseguradoras.
  • Instituciones gestoras de fondos de pensiones.
  • Sociedades gestoras de entidades de inversiones colectivas.

También es válido que contrates tu plan de pensión en entidades que sean dependientes del Ministerio de Economía y Hacienda. Estas también pueden depender de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y del Banco de España.

Ahora que ya hemos analizado los planes de pensiones, sigamos con las Entidades de Previsión Social Voluntaria.

¿Qué son las EPSVs?

Las EPSVs son entidades que se encargan de ofrecer herramientas de previsión social para que quienes las adquieran puedan crear sistemas de ahorro. Estos sistemas contribuyen al aumento del fondo disponible cuando llegue el momento de la jubilación.

Una Entidad de Previsión Social Voluntaria es un instrumento de ahorro igual que un plan de pensión, pero el trabajo de la EPSV se centra solamente en el País Vasco. La razón de que sea una herramienta extendida en el País Vasco es que esta es propia de la Comunidad Autónoma.

Las normas que aplican a las EPSV y las entidades que las supervisan son las que se encuentran en la Comunidad Autónoma. Es importante mencionar que esta clase de entidad es privada, no tiene ánimo de lucro y es de carácter voluntario y social.

El principal objetivo de una EPSV es no solo otorgar pensiones en los períodos de jubilación de sus titulares. Además, los ahorros en ellas están disponibles en otras situaciones, como intervenciones quirúrgicas, estancias en centros sanitarios, daños por incendios y más.

Características de las Entidades de Previsión Social Voluntaria

Conocer las características de las EPSV te ayuda a entender mejor su funcionamiento y lo que te ofrecen. Por eso, a continuación, las analizamos:

Actúa sin ánimo de lucro

Todas las actividades que realizan las Entidades de Previsión Social Voluntaria buscan beneficiar a quienes adquieren sus servicios de sistemas de ahorros. La prioridad de las EPSV no es obtener beneficios económicos por los servicios que ofrece.

Liquidez

Para rescatar el fondo acumulado en la EPSV, es necesario esperar 10 años contados desde la fecha en la que realizas el primer aporte. Existen ciertos casos en los que es posible hacer el retiro antes de que se cumpla este período y son los mismos que aplican en los fondos para pensionados.

La baja liquidez que tiene una EPSV puede ser considerada una ventaja o una desventaja, según el beneficiario del instrumento de ahorro. Por ejemplo, si eres una persona con poca capacidad de ahorro, puedes concluir que lo mejor es que los ahorros para tu jubilación permanezcan en la entidad.

Beneficio fiscal

Las Entidades de Previsión Social Voluntaria desgravan en la declaración de la renta las cantidades que conformen las aportaciones. Lo anterior significa que es posible reducir la Base Imponible del IRPF. Para aprovechar el beneficio fiscal de una EPSV se deben hacer aportaciones personales de un máximo de 5.000 € a diferencia de los 1500 € de un plan de pensiones en el resto de España. 

En el caso de las contribuciones empresariales, el límite es de 8.000 € y el máximo en conjunto es de 12.000 €. Las aportaciones reducibles también aplican para las que son realizadas por los cónyuges (límite máximo de 2.400 €) y a favor de beneficiarios con discapacidades (hasta 8.000 €).

Traspasos libres

Al igual que los planes de pensiones, las Entidades de Previsión Social Voluntaria disfrutan de traspasos sin impuestos que pueden ser realizados cuando desees.

Tipos de Entidades de Previsión Social Voluntaria

Existen tres tipos de Entidades de Previsión Social Voluntaria, la primera es la de empleo, esta es la que las empresas ofrecen a sus empleados. El segundo tipo es la Entidad de Previsión Social Voluntaria del tipo individual, esta es la que promueven las aseguradoras y entidades financieras.

Por último, están las EPSVs asociadas las cuales son creadas por asociaciones y agrupaciones.

¿Cuál es el funcionamiento de las EPSVs?

El funcionamiento de una Entidad de Previsión Social Voluntaria es igual a la de un plan de pensión. En ella se agrupa el dinero de los beneficiarios de sus sistemas de ahorros y es invertido a largo plazo. Toda persona física que lo desee puede unirse a una EPSV.

En cuanto a la rentabilidad y el nivel de riesgo de una EPSV, debido a que se trata de una inversión, aplica lo mismo que en un plan de pensión. Tanto la rentabilidad como el riesgo varían según la volatilidad del activo en el que se invierte.

Ventajas de las Entidades de Previsión Social Voluntaria

  • Libertad de modificación.
  • Te ayuda a mantener tu calidad de vida.
  • Reducción del IRPF.

Libertad de modificación

Tú eliges qué cantidad compone el aporte que realizas a la entidad y cuál es la periodicidad de cada aportación. Estas pueden hacerse mensual, trimestral, semestral o cuando tu capacidad económica te lo permita.

Te ayuda a mantener tu calidad de vida

Las entidades en las que nos centramos son herramientas que te permiten ahorrar a largo plazo. El capital que logres acumular te permite recibir buenos ingresos en una etapa de tu vida en la que estos suelen disminuir: la jubilación. Gracias a eso, mantendrás la calidad de vida que tienes mientras trabajas.

Reducción del IRPF

La reducción fiscal que obtienes gracias a tus aportaciones en una EPSV te permite disminuir la cantidad que pagas a Hacienda por tu declaración de renta.

Desventajas de las EPSV

  • Es exclusivo para residentes del País Vasco

Es exclusivo para residentes del País Vasco

Solo las personas con domicilio en el País Vasco pueden beneficiarse de esta herramienta. Ahora, ¿qué ocurre si debes cambiar tu residencia fuera del País Vasco? No puedes seguir deduciendo por tus aportaciones en este tipo de entidad.

Además, aunque es posible hacer traspasos entre EPSVs, no puedes traspasar el capital acumulado en esta entidad a un plan de pensión. En caso de que seas beneficiario de una EPSV de empleo, sí puedes seguir aportando, pero no deduciendo por esto.

¿Qué diferencias hay entre los planes de pensión y EPSV?

Puede que al leer las definiciones de ambos instrumentos de ahorro hayas detectado diferencias entre ellos. La primera de ellas es que los planes de pensión pueden contratarse en todo el territorio español. En cambio, los sistemas de ahorros de las EPSVs están disponibles únicamente en el País Vasco.

La segunda diferencia es que un plan de pensión requiere de una entidad gestora, pero las EPSVs no, ¿por qué? Las Entidades de Previsión Social Voluntaria tienen personalidad jurídica propia.

La tercera diferencia se centra en la supervisión de ambos instrumentos, la de los planes de pensiones corresponde al Ministerio de Economía y Hacienda. Ahora, ¿quién se encarga de supervisar las Entidades de Previsión Social Voluntaria? El Gobierno Vasco.

¿Cuándo contratar un plan de pensión o una EPSV?

Independientemente de cuántos años tengas que esperar para jubilarte, es un buen momento para comenzar a ahorrar para esa época. Lo ideal es que comiences a realizar aportaciones en un plan de pensión o en una EPSV cuando inicie tu vida laboral.

Nuestra sugerencia es que, si te es posible, realices aportaciones periódicas, pues así adquieres disciplina al ahorrar. Mientras falten muchos años para tu jubilación puedes realizar aportaciones pequeñas y el importe de estas aumenta a medida que se acerque tu jubilación.

Conclusión ¿Debes escoger un Plan de Pensión o una EPSV? 

La decisión es fácil si no vives en el País Vasco, el Plan de Pensión, ya que los EPSV son exclusivos de esa zona geográfica, pero los residentes en el País Vasco si pueden escoger.

Como has visto en este artículo, ambos instrumentos de ahorro para la jubilación tienen muchas similitudes en su funcionamiento. Además, tanto las EPSVs como los planes de pensión te ofrecen excelentes beneficios. Para escoger el más conveniente para ti, analiza lo que te ofrece cada instrumento de ahorro.

No solo tienes que considerar la información que hemos presentado, te animamos a estudiar las condiciones de los planes de pensiones y EPSVs de los que deseas ser beneficiario. Dedica suficiente tiempo a analizar su rentabilidad y a determinar si te resulta conveniente a largo plazo.

También tienes que considerar ciertos aspectos, como si puedes mantener tu residencia en el País Vasco en caso de que te decidas por una EPSV. Si haces esto, podrás asegurar suficientes ingresos cuando estés jubilado y complementar los que recibirás con la pensión de la Seguridad Social.

Preguntas frecuentes

Finalicemos este artículo aclarando las siguientes dudas:

¿Por qué es importante garantizar una buena jubilación?

Las últimas reformas de pensiones de la Seguridad Social muestran que estas disminuirán su cuantía y su revalorización. Debido a lo anterior, es necesario que complementes la pensión que te garantiza el Estado con una que adquieras de forma privada.

¿Son iguales los planes de pensiones y los planes de jubilación?

No, los planes de jubilación son productos cuyos funcionamientos son similares a los que tienen los seguros y su gestión está a cargo de las aseguradoras, aunque éstas también disponen de planes de pensiones. Las diferencias principales entre ambos son: la liquidez, la tributación y la desgravación. 

Por ejemplo, puedes rescatar un plan de jubilación cuando lo desees, no tienes que esperar 10 años ni debes estar en una de las situaciones que se describieron en este artículo. Por lo que recomendamos bien leer la letra pequeña siempre de cada plan ofrecido por cualquier entidad antes de contratarlo.

¿Cuántos planes de pensión y EPSVs puedes tener?

Puedes tener tantos EPSVs y planes de pensión como desees, la única condición es que tus aportaciones cumplan con el límite legal que se ha establecido.

Si quieres aprender más al respecto puedes hablar con nosotros en este link.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Buscando mil y una maneras de hacer crecer tu dinero?

LOS 5 CAMBIOS QUE DEBES IMPLEMENTAR EN TUS FINANZAS PERSONALES PARA LOGRAR 2000€ EXTRA AL MES EN INGRESOS PASIVOS

De los autores del superventas sobre finanzas e inversión "El Método RICO"